¿Cómo tener Resultados?

Actualizado: 8 de nov de 2019



La mayoría de las personas no alcanzan lo que se proponen porque quizá ya lo han intentando de manera infructuosa y no quieren experimentar aquella sensación de frustración.

Si bien es cierto, este artículo, no va a cambiar tu vida, si lo puede hacer: el hecho de saber qué hacer con la información, esa capacidad de perseverar, esas ganas infinitas sumadas a tus habilidades o la visión que te arrastra hacia tu destino. Por ello, quiero contarte una pequeña historia:

Después de la inauguración del área temática New Orleans Square, Walt Disney fue diagnosticado de cáncer de pulmón, lo que causó su muerte el 15 de diciembre a los 65 años de edad. Su hermano Roy O. Disney tomó su lugar y se encargó de inaugurar el parque de Florida en 1971. Durante la inauguración le preguntaron a Roy por la lamentable ausencia de su hermano y el que no pudiera ver ese momento para el que había trabajado mucho, a lo que Roy respondió: se equivoca, para que usted y yo podamos ver este parque ahora, mi hermano lo vio antes que nosotros.

Una historia como la de Walt, te hace entender que solo se requiere tener una visión clara de tu propósito.

Aquellos que nacieron y se forman para emprender, entienden su propósito a través de una visión clara de su legado, esto es indispensable para procurar un éxito rotundo.

“Te aseguro que un hombre con visión jamás morirá” – Jhon Hernández

Walt Disney, al igual que muchos otros personajes que han sido reconocidos por su éxito, no lo lograron a la primera, te invito a conocer la biografía de algún personaje que admires y te sorprenderás de lo que tuvo que vivir para llegar a ser todo lo que hoy admiras. SI ya conoces su biografía, estudia entonces qué hizo durante sus años más difíciles y toma un poco de eso para tu inspiración, luego asume un poco de su éxito para adoctrinar tu lado aspiracional.

Pregúntate:

¿Qué estoy haciendo para ser recordado en 200 años? ¿Qué es eso que veo que nadie más puede ver? ¿Qué es aquello que me moviliza?

Si estás leyendo este artículo, no es casualidad, encajas perfectamente en la clase de persona que está buscando algo que lo impulse, que le haga crecer. Ya sea que tengas lo que has querido o que estés buscando aún tu propósito, esta lectura te puede dar nuevas perspectivas.

Nuevos resultados.


Seguro eres de los que piensa: no puedo cambiar mis resultados si sigo haciendo lo mismo.

Entonces hagamos un ejercicio de Sicología del Condicionamiento del Éxito:

  1. Haz declaraciones PPP (Personales, en Presente y en Positivo) Nuestra mente constantemente es exigida por un entorno negativo que nos procura un mundo reprimido y sin posibilidades. Hacer declaraciones PPP te permitirá tener distinciones diferentes de esa realidad, así, en lugar de decir: No puedo comprar ese vehículo, podrías empezar probando con frases como: Yo, Jhon Hernández, disfruto tener este Camaro GT. Para hacer este ejercicio más completo, debo confesar que hay unos pasos previos para llegar a estas declaraciones PPP y es condicionar tu mente a responder preguntas clave. ¿Cómo es eso? Muchos gurús te dirán que es suficiente con solo declarar, sin embargo, es necesario tener la habilidad de realizar preguntas clave, no las respuestas, sino las preguntas, pues la mente se limita mucho con el hecho de tener que buscar una respuesta; sin embargo hazle la pregunta correcta y la mente, de manera natural encontrará la respuesta en el momento justo. Un ejemplo de esto sería: ¿Cómo puedo yo comprar un vehículo de ese costo? No me creas, solo practica. Tambien puedes leer: Por fin Viernes

  2. Haz planas. Como en el colegio. El increíble poder de la repetición hace que las grandes ideas cobren vida y desde ahí nunca mueran, pues siempre habrá alguien que las defienda. Escribe tus ideas, dibújalas, ponlas por la casa y crea ayudas para que tu mente nunca las olvide; incluso puedes usar tu celular para esta sencilla tarea.

  3. Visualiza. Si tu sueño es tener una gran casa, dibújala, diséñala, vívela. Compra algunas cosas para decorarla, no importa que no la tengas aún, recuerda que debes vivirla como si ya fuera tuya.

  4. Elimina la basura emocional. Haz el trabajo de sacar la basura emocional periódicamente, tal y como haces con la basura de tu casa. Si eliminas esa basura podrás tener tus distinciones más claras y lograr estar en tu mejor forma cada que se presente la oportunidad. Te tengo un ejercicio para ello, escríbeme.

  5. Crea hábitos. Así como creaste el hábito de apagar la alarma y que esta suene de manera programática durante 30 minutos cada 5 minutos, así mismo puedes crear nuevos hábitos que te ayuden con tu propósito, solo repite esta secuencia y ten un modelo que te empodere. Si tienes dificultad con esto, inscríbete a mi programa Círculo de Mentores para recibir un poco de apoyo en este sentido. Escríbeme. Imagínate que pierdes todo lo que tienes… ¿entonces trabajarías duro porque no tienes otra alternativa? Pues entonces te deseo todo el caos que puedas resistir, todo el caos que te lleve a tener enfoque y a mejorar tus distinciones.

¿Eres capaz de hacerlo?

Un abrazo y nos leemos pronto doer.

#Potencializate #cómoestablecermetas #VendeyEmprende #Emprendimiento #Temoralfracaso #liderazgo #Negocio #Coach #Elpoderdelashistorias #tenerresultados #enfoquealresultado

24 vistas2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¡Únete a nuestra lista de correo y mantente actualizado!

Sé el primero en enterarte de nuestra novedades en el blog, poscast, eventos y certificaciones.

© 2023 by Jhon Hernandez | Entrenamiento para la Vida S.A.S. | NIT 901202893 - 6​​ | Política de Privacidad

  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo